Encuentro con el Espiritu Santo.

Pam “La Ex-Prostituta”

highheels

Historia de Inspiracion…Pam “La Ex-Prostituta” Dic. 2016

A los 14 años Pam se fue de la casa, tristemente fue violada y regreso a su casa.  “No le dije nada a mi madre porque se que me hubiera dicho, ‘Esto te paso por irse de la casa.'”dijo Pam.

“Yo era un reflejo de mi madre cuando ella fue joven.  Note que ella me miraba y veia cosas de mi en su pasado, solo se enojaba pero no sabia como ayudarme,” cuenta Pam.

Pam dice que nunca experimento el amor de su madre.  No podia darle amor, porque ella misma no sabia que era el verdadero amor.  “Mientras crecia trataba de complacerla en todo, hacerla feliz.  Aprendi a ponerme mascaras.  Aprendi como agarar atencion haciendome pasar como bien estupida.  Aprendi a esconder mi dolor a travez del alcohol como ella,” dijo Pam.

Pam penso que tuviendo hijos pudiera encontrar alguien quien amar y cuidar y mejoraria su vida.  Lo que no sabia era que ella iba hacer lo mismo que su propia madre hizo con ella.  Comenzo a tomar mas y desaparecerse por dias.  Luego comenzo a probar la droga.  Un dia le dijo a una amiga que recogiera sus dos niños en la escuela.  Mas bien, su amiga llamo al Servicio de Niños y se llevaron sus hijos.  “Me odiaba a mi misma y me senti que no valia nada,”  Se envolvio mas en las calles como prostituta.

De repente se entero de una iglesia llamada, Pies Hermosos.  La iglesia ofrecia un lugar donde dormir y comida.  “Fui porque no tenia ningun lugar donde ir y la comida era gratis”, dijo Pam.  Por 9 años duro este ciclo: iba a las calles, luego a la carcel y regresaba de nuevo a la iglesia.

Una noche en la carcel, estaba leyendo el libro de Juan 8:3-11.  La Palabra hablaba como una mujer fue hayada en adulterio y como los Fariseos la juzgaban sin misericordia.  Cuando leyo como Jesus no la condeno, inmediatamente se identifico con la mujer.  La presencia de Dios entro en esa celda y sintio cuando Dios la limpio esa noche.

Despues que salio de la carcel, fue discipulada y descubrio que tenia que perdonar muchas cosas en su vida.  Podia perdonar a otros, pero le costo perdonarse a si misma.  Antes que su madre falleciera, Dios restauro su relacion y la pudo ver como su madre.  “Yo no tenia nada pero oscuridad y quebranto en mi corazon, y El lo cambio totalmente cuando mi dijo: No Culpable, igual como a la mujer en adulterio.”

Dejar un comentario