Encuentro con el Espiritu Santo.

Joyce

Historia de Inspiracion…Joyce (Dic. 2017)

Joyce estaba en el hospital el 19 de enero 2015, su hijo John Smith de 14 años habia caido en el hielo.  No encontraban ningun latido en el joven y lo llevaron de emergencia al hospital en St. Louise.

Los doctores tenia poca esperanza, y alli supo Joyce que tenia que hablar con Dios inmediatamente.  En su desesperacion, Joyce grito en alta voz diciendo, “Yo creo en un Dios que hace milagros!  Espiritu Santo necesito que venga y sople vida a mi hijo!”  Cerro sus ojos y comenzo a llorar, de repente se escucho el monitor de su corazón, regreso el sonido!  Su recuperacion iba ser lento pero seguro.

Mientras estaba Joyce sentada en el hospital, Joyce se recordo como John entro a su vida y la de su esposo, Brian.  A los 17 años se enamoro con un hombre seis años mayor que ella, y ya era padre de dos hijos.  Terca, no escucho a sus padres y quedo embarazada despues de su graduacion de la High School.  Estaba feliz hasta que Charlie le dijo que lo abortara.  Escondio su embarazo vistiendose con ropa grande.  Ella rechazo una beca pensando que se iba casar con Charlie.

Charlie nunca cambio de mente, asi que ella cedio a dar el niño para adopcion, nunca le conto a sus padres.  “Llore por muchos dias cuando me lo quitaron,” cuenta Joyce.

Eventualmente se caso con Charlie cuando quedo embarazada de nuevo.  Le rogo a Dios que no perdiera el bebe.  Nacio Tom saludable.  En los duros años que siguieron, Joyce se acerco a Dios, regreso a la iglesia pero termino divorciandose de Charlie.

Como madre soltera conocio a Brian y acepto a Tom como su hijo y se casaron.  Brian tenia un corazon para misiones.  En Febrero del 2000, adoptaron a un bebe de Guatemala.  Tanto gozo experimentaron, aunque Joyce no le conto a Brian de su primer hijo.

Un dia en su devocional, escucho a Dios decirle: “Busque a su hijo.”  Fue a la computadora.  Milagrosamente, Dios la guio paso a paso hasta que pudo encontrarlo en diez dias y hablar con el!  Dos semanas despues, se encontro cara a cara con John.  “Era todo lo que yo deseaba que fuera,” dice Joyce.  Brian acepto facilmente a John y ahora su felicidad estaba completa.

“Me maravillo de la bondad y la gracia de Dios!” dijo Joyce.

Dejar un comentario