Encuentro con el Espiritu Santo.

Ben Hylden

Historia de Inspiracion…Ben Hylden (Agosto 2015)

Una mañana, el 6 de abril 2007, Kenny y Lana Hylden estaban en el campo de su casa en North Dakota cuando miraron un carro volteado en la carretera.  Corrieron y miraron un joven lastimado.  Su cara estaba hinchada, lleno de lodo.  Lana busco dentro del auto, algo para limpiar su rostro.  Cuando miro su chaqueta, su corazon se cayo al reconocerlo, era de su hijo de 16 anos, Ben.

En el hospital, Ben fue llevado al Salon de Operacion.  Habia lastimado sus: intestinos, su higado y pancreas.  Una arteria en su pierna derecha se habia aplastado y estaba sangrando en su abdomen y en el cerebro.  Una enfermera les dijo que solo tenia 5% de sobrevivir.

Lo pusieron en semi-coma pero su familia y amistades se negaron de perder toda esperanza.  Alguien dijo, “No vamos aceptar un no, le vamos a rogar a Dios por un milagro.”  Ben sobrevivio la noche.  Los proximos dias su condicion comenzo a mejorar.  Los doctores esperaban que estuviera por lo menos dos semanas en cuidado intensivo pero al cuarto dia ya estaba respirando por si mismo!

Sus internas lesiones comenzaron a sanar tambien.  Doctores pensaban que iba a quedarse un par de meses en el hospital, pero milagrosamente salio dentro de dos semanas y media!

Su madre dijo, “Era un milagro como se estaba sanando rapidamente!  Habia tanta gente orando por el!”  Cinco meses despues, Ben regreso a la escuela y a su pasion: baloncesto.  El Dr. Charett dijo, “Su abilidad de poder sobrevivir daños a sus pulmones no es nada mas que un milagro de Dios!  Yo puedo arreglar cosas, pero es solo Dios el que puede sanar.”

Dice Ben, “Antes del accidente, sabia de Dios pero la verdad no le habia entregado mi vida totalmente a El.  Unas de las cosas que aprendi es sobre el amor inmenso de Cristo, porque no merecia sobrevivir ese accidente.  No merecia una segunda oportunidad.  Pero Dios es muy misericordioso y amoroso!”

Hoy en dia, Ben encuentra su proposito en compartir su sanidad y milagro y lo que Dios ha hecho en su vida con otros.  “Me salvo en la Cruz.  Me salvo fisicamente dos veces:  en la carretera y en la mesa de operacion.  Me salva cada dia.  El es mi sustento de cada dia!”, dijo Ben con agradecimiento.

Dejar un comentario