Encuentro con el Espiritu Santo.

Del Escritorio del Pastor…

Del Escritorio del Pastor…(Octubre 2010)

Tema:  El Orgullo

El Orgullo es uno de los pecados mas peligrosos.  Pudieramos compararlo a una semilla microscopica que se oculta en el corazon del hombre.  Segun el Diccionario Castellano, orgullo significa: arrogancia, vanidad y exceso de estimacion.  A mi entender, orgullo es sentirse mejor mayor que alguien.  Es todo lo contrario a la humildad.  Cuando hablamos de orgullo, nos referimos a algo elevado, superior.

La arrogancia es pecado (Proverbios 21:4).  Una falta que en ocasiones ciega a la persona que camina en tal errado destino.  Puede el orgullo doblegar a los mas fuertes sabios y poderosos.  Viene a mi memoria el Rey Salomon, el orgullo lo llevo a su caida (I Reyes 11:1-9), aunque sabemos que el gobernante de Israel, era el hombre mas sabio, en sus tiempos y el mas poderoso.  El orgullo lo llevo a rebelarse contra unos de los mandamientos para los reyes, “no tomar muchas mujeres’ (Deut. 18:17), ahi el orgullo comenzo abrir el camino de su caida.  Pudieramos llegar a la conclusion que muchos pecados estan relacionados con la arrogancia.

La falta de humillacion y humildad ante el Dios Todopoderoso nos llevara a quebrantar eventualmente sus mandamientos.  Existe un mito que dice que el ser pobre es ser humilde y que el rico es orgulloso.  No siempre esto es asi, porque el orgullo y la vanidad radica en el corazon y no necesariamente en alguna clase social.  La altivez es el comienzo, la base de la caida (Prov. 16:18).  Hubo un rey de Juda llamado Uzias.  Fue un rey justo, mientras camino en los estatutos de Dios, fue prosperado grandemente pero cuando se hizo poderoso levanto su corazon o sea se enaltecio, lo mismo que decir se enorgulleso y ahi fue su caida.  No se conformo con ser un rey ungido, bendecido sino que quizo asumir la funcion de sacerdote y fue azotado por Dios con lepra (II Cron. 26:16-20).  Asi pudieramos comparar el orgullo con la lepra.  Dios mira de lejos al orgulloso de corazon.  El orgullo ciega, alimenta la soberbia y tiene grandes consecuencias.

Satanas antes de ser el enemigo de Dios y de todo lo que se relaciona con su reino fue un angel querubin, grande y protector de la misma majestad que lo habia creado sabio, hermoso y poderoso.  Se rebelo contra Dios, siendo el principio de su caida, el orgullo (Isaias 14:12-14; Ezequiel 28:17).  Si el orgullo fue la raiz de la caida de Lucifer, cuanto mas pudiera ser la caida del hombre y aun de creyentes que den entrada a este veneno que eventualmente tumbara al mas fuerte.

¿Como vencer, conquistar y mantener el orgulloso bajo el dominio de Cristo en nuestras vidas?  Creo que es vital mantenernos vigilantes contra este mal; debemos examinar nuestro corazon a traves de las Escrituras si hay orgullo en el corazon (II Cor. 13:5).  Pedirle al Senor que nos revele si hay arrogancia en nuestras vidas y luego confesar el pecado y hecharlo fuera en el nombre de Jesus.  Tambien debemos crucificar todo lo que exalte nuestra humanidad.  En otras palabras, humillarnos hasta que nuestra naturaleza humana este en la Cruz, vivir para Cristo y morir a todo lo que exalte la carne (Galatas 2:20). Viviendo en humildad, no creyendonos mayores, mejores que nadie hallaremos gracia para con Dios (Santiago 4:6).  La mirada y el trato de Dios es con los humildes de espiritu (Isaias 66:2).

No permitas jamas, amado que el orgullo entre a tu corazon y mucho menos que radique en el.  Mantente en guardia, guardando tu corazon del orgullo para que puedas ser guiado, corregido, ensenado y disfrutar de las bendiciones que el Senor tiene para sus hijos humildes (Mateo 23:12).