Encuentro con el Espiritu Santo.

Mary Johnson

Historia de Inspiracion…Mary Johnson & Oshea Israel

«El Poder de Perdonar» por Mary Johnson.  Mary Johnson, 59 anos, vive en un pequeno Apartamento #904 en Minneapolis.  Su unico hijo, Laramiun Byrd, de 20 anos fue asesinado en febrero del 1993.  Habia tenido un argumento con Oshea Israel de 16 anos en una fiesta.

Mary dijo, «Yo queria justicia! El fue un animal y merecia estar en una jaula!»  Oshea fue juzgado como un adulto y fue sentenciado por 25 1/2 anos por asesinato.  Solo sirvio 17 anos cuando fue soltado y regreso al barrio viejo para mudarse en el Apartamento #902, al lado de Mary Johnson.

Mucho antes que fuera soltado.  Mary pidio a la prision si podia visitar a Oshea.  Como una cristiana devota, sintio el deseo de ver si podia perdonar el asesino de su hijo.  La primera vez que vino Mary, Oshea dijo, «Yo me sorprendi y me dijo: Yo no te conozco ni usted me conoce.  Vamos a comenzar ahora.»  Mary descubrio que Oshea estuvo envuelto con gangas y drogas.  Despues de esa visita, comenzo a versen regularmente.

Hoy en dia, no solo viven cerca, sino que son amigos.  Ella lo abraza y lo mira como su hijo.  Claramente, Mary pudo perdonarlo.  «El no perdonar es como cancer.  Te comera de adentro hacia afuera», dijo Mary.  Pero para Oshea el dijo, «Yo todavia estoy aprendiendo a perdonarme a mi mismo.»

Oshea trabaja en una compania por el dia y estudia por la noche.  Esta determinado de contribuir a la sociedad en lo que el ha fallado.  El da su testimonio en prisiones y iglesias, cualquier lugar donde le escucharan.

Oshea le saca la basura y le llama frecuentemente.  Mary dijo, «Yo no pude ver mi hijo ir al colegio, pero veo a Oshea.  Yo no vi a mi hijo casarse, pero espero un dia estar en la boda de mi amigo, Oshea.»

Mary solo sigue cantando sus alabanzas y gratitud al Senor por quedar libre de cualquier odio en su corazon!

(Note:  Mary Johnson fundio un grupo de ayuda emocional llamado «De la Muerte a La Vida», para madres quienes han perdido hijos debido a la violencia)

Dejar un comentario