Encuentro con el Espiritu Santo.

Duane Dugger

Historia de Inspiracion…Duane Dugger (Octubre 2017)

En su carrera de casi 30 años como musico, Duane ha salido en orquestas en todo el pais.  Pero en 2005, comenzo a experimentar dolor insoportable en la quijada.

Luego descubrio que sufria de TMJ, un desorden en la articulacion de la quijada.  Duane dijo, “Fue para mi un beso de muerte para un musico.  No podia mover mi quijada para nada.”  “Pero no quise aceptar el veredicto del médico.  Yo puedo arreglar esto solo, soy un tremendo musico!” dijo Duane.  Su esposa, Gina, comenzo a orar y confiar en Dios que El tenia la respuesta.

Duane se recuerda, “No sabia realmente que hacer.  Sabia que Dios sanaba, pero no me habia entregado totalmente a El.”  Los proximos 4 años, Duane continuo tocando con la ayuda de medicina y inyecciones de esteroides.  Eventualmente el dolor en su quijada lo vencio.  Gina se recuerda, “No podia aun poner comida en su boca!”  Todos los doctores le dijeron que ya no podia hacer nada mas.  Llego a la final de su carrera.

Su doctor le dijo, “Traime los papeles de discapacidad y yo los firmo.”  Le vino un panico.  ¿Que iba hacer?  ¿Como iba a mantener su familia?  Finalmente, Duane comprendio que necesitaba la ayuda de Dios.

Decidio tomar 6 meses de descanso y buscar a Dios.  En la Iglesia, la gente comenzo a orar por el.  Duane se recuerda, “Gente me preguntaban, ¿Puedo orar por ti?  Oraban en el pasillo, oraban poniendo sus manos sobre mi quijada, oraban en cualquier lugar.”  Dijo Gina, “Viendo como nuestra Iglesia vino apoyarnos fue increible!”

Un dia en la Iglesia, despues que nuevamente oraron por el, Duane notó un cambio.  Dijo Duane, “De repente, ya no me dolia!  Deje de tomar mi medicamento y se fue el dolor, era algo raro, de loco!”  Durante las proximas semanas, su quijada comenzo a fortalecerse.  Dijo Duane, “Podia comer cualquier cosa, hasta masticar!”

La prueba final fue cuando Duane decidio tocar su Corno Francés.  Regresó a tocar en la orquesta como si nada.  Dijo Gina, “Yo no creo que el pueblo entiende el poder de la Oracion!  No cuesta nada, sino un poco de tiempo!”

Dejar un comentario