Encuentro con el Espiritu Santo.

Gilbert

Historia de Inspiracion…Gilbert (Agosto 2018)

“Solo de oir las historias de mis tios y mis familiares, como peleaban en las gangas, mi deseo era ser como ellos,” decia Gilbert.  Gilbert fue criado en el Sur de California y su familia eran sus heroes.  A los 16 años, un tio se lo llevo a vivir con el.

Inmediatamente, lo puso en la iniciacion de las gangas.  Gilbert se recuerda, “Me comenzo a pegar en la cara.  Tuvimos una pelea de puños, yo y mi tio.”  Eventualmente sus propios hermanos de Gilbert, tambien lo siguieron.  Gilbert sentia identidad con la ganga.

Habian peleas semanales, ademas con el uso diario de las drogas y el abuso de alcohol.  “En esa epoca, no me importaba nada ni nadie,” cuenta Gilbert.  Una noche fue apuñalado durante una pelea.  Fue llevado de emergencia al hospital.  Lo tuvieron que cocer y fue cuando Gilbert comenzo a preguntarse, “¿Esto es todo en la vida?”  Penso: “Voy a terminar en la carcel o morir intoxicado.”  Sin embargo, no podia cambiar su estilo de vida.

Prontamente fue arrestado por estar borracho.  Le pidio a su novia Karen que pagara la fianza, pero llego con su madre.  Karen le dijo, “Fue mi madre quien pago la fianza y ella quiere que vayas a la iglesia, Ok?”  Gilbert dijo, “Me recuerdo ir a la iglesia, la verdad no puse atencion a los sermones, le tenia miedo a la madre de Karen, quien cantaba en el coro.”  Ella se bajo de la plataforma y extendio su mano hacia Gilbert y le dijo:  “Encantada de conocerlo.”  Eso fue un choque para Gilbert, “No lo esperaba.”

Continuo asistiendo a la iglesia con Karen.  Una noche, Karen subio al altar y entrego su corazon a Cristo.  Semanas despues, el estuvo hablando con el Pastor y escucho sobre el amor de Dios, algo que nunca habia oido.  “Recuerdo ir despues a mi cuarto y arrodillarme junto a mi cama y llorar como nunca habia llorado.  Senti un peso irse de mi, la culpabilidad de herir tanta gente sobre los años.”

Gilbert dejo las gangas y Dios lo libero de las drogas y alcoholismo.  Se caso con Karen y comenzaron una familia juntos.  Sus hermanos y su madre tambien dejaron las gangas y entregaron sus vidas a Cristo, algo que dice Gilbert que nunca creia que iba a suceder.  “Pero Dios si cambia a la gente, me cambio a mi y cambio mi familia.  Ahora soy un seguidor de Jesucristo.  Mi identidad esta en El!  Es una nueva identidad al saber que fui perdonado!”

Dejar un comentario