Encuentro con el Espiritu Santo.

Elisa

Historia de Inspiracion…Elisa (Abril 2018)

“Nunca experimente que un muchacho tocara la puerta de mi casa para sacarme.  Me imagine que era mi sobrepeso.  Como me veia, saber que nunca iba experimentar el amor,” dijo Elisa.

Elisa crecio con una baja estima.  Era muy timida y se le hacia dificultoso hacer amigas.  “Siempre estaba sola, como lo odiaba.  No entendia porque.  ¿Por que estaba sola?” preguntaba Elisa.

Su padre era ministro y pasaban mucho tiempo en la iglesia, pero para Elisa era ‘aburrido.’  Despues de la High School, Elisa descubrio que el alcohol le ayudaba a su timidez.  “El alcohol me cambiaba de una muchacha timida a una media loca.  El alcohol comenzo a controlarme, y yo ya no me podia controlar,” cuenta Elisa.

Cuando cumplio 21 años se enamoro con un hombre.  Creyendo que encontro lo que buscaba, vivieron juntos.   Dijo Elisa, “Pense que esto es el amor y le di mi todo.”  Pero él era abusivo mentalmente y nunca la amo.  Fue donde Elisa aumento el licor, iba a la tienda a comprar mas licor, cigarillos y llorar hasta dormirse.

Despues de aguantar cinco años, lo dejo y se fue.  Para lidear con el dolor emocional, comenzo a experimentar con la droga ‘crack’.  Y asi siguio este patron por 18 mas años.  “Tomaba y tomaba para encontrar la paz, pero nunca pude.”

A la edad de 46 años su cuerpo estaba desgastado.  Una prima la convencio ir al hospital para ayuda medica.  “La verdad, no queria vivir, mejor morir era mi deseo” dijo Elisa.  Los doctores descubrieron que sus riñones se estaban cerrando.  Comenzaron un tratamiento de dialisis para sacar la droga de su sistema.  Fue cuando por primera vez tuvo lucidez de pensar en el pasado sobre los sermones de su padre.  “Me acorde del Señor.  Tenia miedo de hablar con Dios.  ¿Que la iba decir?”

Una noche una enfermera la sorprendio diciendo que Jesus queria hablar con ella.  “Llore en la cama.”  Comenzo a leer la Biblia.  Estuvo en el hospital 25 dias mas y todos los dias leia su Biblia y su cuerpo se estaba recuperando.  Ese domingo, fue a la iglesia y entrego su vida a Cristo!  “Dios me perdono y me salvo!”, dijo Elisa.  Fue a la escuela y se graduo de Justicia Penal.  Tambien comenzo una organizacion sin fines de lucro para ayudar a los solitarios. “El amor que yo deseaba solo se encuentra en Cristo Jesus!”