Encuentro con el Espiritu Santo.

El Sacrificio del Padre

Historia de Inspiracion – El Sacrificio del Padre

El Pastor de la Iglesia se puso en pie y camino hacia el pulpito.  Brevemente introdujo al Ministro invitado para el Servicio de la noche.  En la introduccion, el Pastor le dice a la congregacion que el invitado es uno de sus amigos mas intimo desde nino.

El invitado, un anciano, paso al pulpito y comienza a hablar diciendo, “Un padre, su hijo, y el amigo de su hijo fueron a la Costa Pacifica en un barco.  De repente, una tempestad se levanto y no pudieron regresar a la orilla.  Las olas eran tan altas, aunque el padre era un marinero de experiencia, no podia mantener  el barco derecho, y los tres fueron lanzados al mar mientras el barco se voltio.”

El predicador anciano noto a dos jovenes, por primera vez interesados en la historia.  Continuo diciendo, “Agarrando un lazo de rescate, el padre tuvo que tomar una decision dolorosa de toda su vida: ¿A cual joven le tirara el otro punto del lazo?  Tenia que decidir en solo segundos.  El padre sabia que su hijo era cristiano, y tambien sabia que el amigo de su hijo no era cristiano.  La agonia de su decision no podia compararse con la olas violentas.

Mientras el padre grito, ‘Te amo hijo!’, tiro el lazo de rescate al amigo de su hijo.  Cuando jalo al joven hacia el barco, su hijo desaparecio debajo del mar y nunca encontraron su cuerpo.

El padre sabia que su hijo entraria a la eternidad con Jesus y no podia tolerar el pensar que el amigo de su hijo entraria en la eternidad sin Jesus.  Por eso sacrifico a su hijo para salvar al amigo de su hijo.  Y asi fue lo mismo que hizo el Padre Celestial, sacrifico su unico Hijo para rescatarnos, tirandonos el lazo de rescate por medio de Jesucristo.”

Con eso, el anciano regreso a su silla.  Despues del servicio, se le acerco los dos jovenes.  “Que bonita historia”, dijo uno de los jovenes, “pero no creo que es realistico que un padre entregue la vida de su hijo para rescatar al otro joven, deseando que un dia se convierta hacer cristiano.”

“Tal vez tenga un punto”, respondio el anciano, “pero estoy aqui para decirte que yo soy el hombre quien perdio su hijo en el mar y el amigo de mi hijo es…tu Pastor.”

Dejar un comentario